fb Bajo la Lupa: enero 2007

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





miércoles, enero 31, 2007

Los Viejos Habitos Dificilmente Mueren



Hubo una época en que me dedicaba a reenviar cuanta cadena me llegaba por correo, de un par de años a la fecha ni siquiera las leo, solo me limito a borrarlas y a no caer en le juego que todos caen de reenviar todo solo por el hecho de estar presente en los correos de sus contactos. Sin embargo hay cierta clase de juegos que podrían parecer una cadena pero yo prefiero llamarles ejercicios personales o reflexión de vida y el chamo Luis me ha invitado a participar en uno de ellos y se trata de las 5 cosas que no saben de mi.

1. En la universidad, llevaba una materia en donde teníamos que leer un libro por semana y cada viernes el maestro nos ponía examen de la lectura correspondiente. Cuando nos tocó leer 1984 de George Orwel, me ganó la pereza y ese viernes decidí no asistir a clase, sin embargo al final del semestre el examen final era oral y personalizado, es decir, las preguntas eran acerca de el tema en donde durante el semestre nos habían calificado más bajo. Estando frente al maestro empezó el tema 1984, y sin vergüenza alguna empecé a inventar las respuestas con mucha firmeza en lo que estaba diciendo y cínicamente respondía “claro” cuando el maestro me cuestionaba si estaba segura de lo que estaba describiendo. Al finalizar, salí aprobada del examen por mi “gran capacidad y talento para improvisar una novela”, esto de acuerdo a palabras del mismo maestro.



2. Siguiendo con mi capacidad de crear historias, de niña me inventé una fabulosa prima que era todo lo que yo quería ser y no era. Mi hermosa, talentosa, popular y singular prima convenientemente vivía fuera de Monterrey, sabía montar caballo, tomaba clases de ballet, viajaba por Europa e incluso hasta era amiga de los Timbiriches, todo eso se los decía a aquellas compañeras de colegio con las que no me interesaba formar amistades duraderas, con las que si mejor ni tocar el tema porque algún día me descubrirían.



3. Siempre le he tenido horror a las cucarachas, pero lejos de huir de ellas me convierto en la más cruel asesina, algunas veces les doy un zapatazo hasta dejarla boca arriba para después, con todo el coraje, rosearles el bote entero de veneno, o simplemente las aplasto hasta que no quede nada de ellas, no descanso hasta estar segura que no estarán rondando más cerca de mi.



4. Me muerdo las uñas desesperadamente, bueno esto si lo saben muchas personas de mi pero la mayoría no. Alguna vez opté por usar uñas postizas para impedir morderme las propias y que me crecieran, pero cual creen que fue el resultado? Que acabe con las postizas!!



5. Fui una niña ilusa, creía que si rompía la televisión los personajes de la novela Jacinta Pichimaguida (telenovela argentina o venezolana de hace muchos años) se saldrían de la pantalla, afortunadamente nunca se me ocurrió hacerlo porque, que habría hecho yo con tanta gente en mi casa? (ese fue el verdadero motivo por el que no lo hice), además lloraba desconsoladamente si perdían un hijo o se les moría alguien. (Conste que no tenia mas de unos 7 años)

Es cierto aquello que dice la canción, los hábitos viejos difícilmente mueren, y lo digo porque tal vez ya no lloro con telenovelas, pero si con películas y a veces hasta con canciones, sigo matando cucarachas como desquiciada, no puedo ser capaz de dejar crecer mis uñas y sigo siendo buena para imaginar historias en mi mente aunque después me cueste trabajo escribirlas. Esta fue mi versión de las cinco cosas que no sabían de mí, así que ahora me permito pasar la batuta a Avril, Sidy y Trenzas.



Old Habits Die Hard.- Mick Jagger

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 6:54 p. m. 10 han enfocado su lupa

martes, enero 30, 2007

En los Jardines Donde Nadie Va



He cambiado de fachada, necesitaba algo que me definiera, que me remontara a aquellos viejos tiempos en los que pasaba noches largas mirando por la ventana, escribiendo frases, pensamientos y describiendo las imágenes que pasaban por mi mente, por mi corazón, todo aquello que se habrá quedado olvidado y perdido en alguna caja cuando creí que de nada me servía plasmar en una hoja lo que mi alma sentía, cuando me volví práctica y preferí ser directa y decir las cosas aquí y ahora sin necesidad de que quedaran restos que luego me delataran.

Es extraño, en ese entonces bailaba el día entero frente al espejo, reía sin parar con mis amigas, bromeaba por todo y me gustaba que me llamaran loca en el buen sentido de la palabra, pero al llegar a casa, al terminar la jornada, cuando cerraba esa puerta de mi habitación que me aislaba de todos en casa, ponía un poco de música y me volvía melancólica, entonces me sentaba junto a la ventana y miraba el cielo, con hoja y pluma en mano exploraba en los mas profundos sentimientos de la gente, imaginaba historias, soñaba despierta con situaciones irreales y muchas otras veces con aquellas que deseaba sucedieran.

No había mucho paisaje ante mi, solo una calle diagonal de una sola cuadra en donde el común de los carros que venían pasarían por mi casa o viceversa, pero si me mantenía atenta, escuchaba a la gente vecina, a la que a unos metros transitaban por una de las avenidas principales, escuchaba el ir y venir de los carros, las ambulancias, los camiones accionando su claxon como desesperados, algunas veces escuchaba el tren y años mas tarde cuando construyeron la primera línea del metro, no solo lo veía pasar sino que los primeros días escuchaba incluso los gritos de la gente emocionada cuando se encontraba con los vagones que venían del sentido contrario.

Cuando ese lado de la calle me fastidiaba, cambiaba el acomodo de mi cama y usaba la otra ventana como escape, el paisaje era menos favorecedor, una avenida grande, algún taller de reparaciones y el jardín de nuestra casa, ese jardín que nos sirvió de juegos a nosotros, de hogar a algún perro y alguna vez que mi espíritu de escritora necesitaba de inspiración y no me bastaba asomarme por la ventana, bajaba y me sentaba en algún escalón del patio para divagar. Había una higuera, la cual tenía una rama que me servía de columpio o aquel viejo árbol de limón en el que uno de mis hermanos colgaba algún disco LP para usarlo como blanco con su rifle de postas. Después fue insuficiente el tiempo o el dinero para mantener el césped y mis padres lo cubrieron con adoquín, si me preguntaran cuantas veces usamos ese patio de nuevo, las podría contar con los dedos de una sola mano.

Junto a esas ventanas se tejieron muchos sueños, algunos se cumplieron, otros se quedaron en algún rincón de mi habitación esperando ser invocados de nuevo. Si al menos supiera donde quedaron esas hojas escritas, las recuperaría de nuevo sin importar que delataran un amor no correspondido, una desilusión o la esperanza de que mis palabras, en ese entonces escondidas bajo llave, llegaran más lejos.

Sí, mi nueva fachada muestra un poco a esa niña-adolescente creciendo, observando al mundo bajo una lupa pero dándole tintes propios y hoy necesito recuperarla, tal vez un día de estos me anime a mirar por esas dos ventanas y sentarme sobre el adoquín de la casa de mis padres de nuevo.






En el jardin donde nadie va.- Laura Pausini
Escrito por Patricia a las 7:23 a. m. 6 han enfocado su lupa

viernes, enero 26, 2007

Ser o Parecer


“La vida NO debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar con buena salud y con un cuerpo atractivo y bien cuidado, sino más bien deslizarse en ella, con chocolate en una mano, vino en la otra, el cuerpo hecho polvo, totalmente desgastado y gritando... Qué paseo!!”

Recibí un mail hace unos días en donde al final venia la frase anterior y me gustó mucho pero sobre todo me hizo pensar.
Porque las mujeres vivimos anhelando tener un buen cuerpo a base de sacrificios, hambre, rutinas dolorosas? y porque los hombres viven anhelando aunque sea en fantasía, tener a su lado a una mujer así?. En el tan mencionado problema de la anorexia y la bulimia somos culpables todos.
Que es la vida? Es realmente ese viaje a la tumba esmerándonos por lucir bien sin importar llegar antes de lo debido? Es enaltecer nuestro cuerpo físico cuando tras la muerte es lo único que queda y no tarda en hacerse cenizas? Más vale, como dice la frase, llegar al final de los días diciendo hice mi cuerpo polvo pero viví al máximo, probé todos los helados habidos y por haber, comí chocolates y supe apreciar la diferencia en lo dulce y amargo de sus diferentes sabores. Respetemos a nuestro cuerpo, cuidémoslo por salud pero disfrutemoslo también, con sus cinco sentidos.
Nos cuesta entenderlo y aunque yo lo vea claro, se que mañana que vea una llantita mas en mi me mortificaré de nuevo pero aun así creo que estoy mas cerca de aceptarme tal como soy, con mis años y cambios físicos que muchas otras mujeres en el mundo que se obsesionan día tras día en dietas y ejercicios solo con el fin de verse delgadas y no tanto de estar saludables que en rfealidad debe ser el fin de una buena dieta y ejercicio constante.
Lo que mas le puede doler a mi persona es que aun cuando un día decida aceptarme así no faltarán las criticas, los comentarios, las burlas por los kilos de más, las comparaciones y entonces con que cara podemos ponerle un alto a problemas tan serios como la anorexia y la bulimia?
El día que dejemos de criticar a la amiga o vecina porque subió de peso, el día que junto a un hombre pase una mujer que sin estar delgada merezca ser mirada y apreciada estaremos haciendo algo para combatir tan terribles enfermedades. Aunque solo eso sea nuestro pequeño granito de arena.
Escrito por Patricia a las 8:48 p. m. 4 han enfocado su lupa

lunes, enero 22, 2007

Los Lilos


Que habrá sido? Que les habrá pasado por la cabeza? Quien creyó que se podía sustituir el tradicional uniforme a rayas albiazules con un color lila y que para colmo las rayas casi ni se ven? Es cierto no es mas que el uniforme de visitante pero francamente a mi me daría vergüenza que mi equipo de fútbol se presentara en otras plazas con esos colores.
Para mi esos no son rayados, los aficionados no nos identificamos y si de por si bastantes inconformes estábamos ya con la falta de refuerzos contratados no nos caen en gracias sus nuevos diseños que parecen sacados de una Drag Queen Party y después de haber fumado mucha hierba.
No me imagino a un futbolista corriendo para festejar su gol, con las manos alzadas y detrás de el, siguiéndolo, a otro con sus respectivas playeras lila, muy lindos se van a ver uno detrás del otro…….Uy!!!

Solo de pensarlo me da un no se que, y vaya que en cuestión de modas soy de las que les da un diez a los hombres que saben vestir una camisa rosa, pero de ahí a que sea un uniforme?...no gracias!!
Los rayados son rayados no lilos. El himno del equipo dice “tu color azul y blanco es mi bandera de ilusión” o querrán de plano que ya no nos ilusionemos tanto porque con tan escasas contrataciones que hicieron esta temporada no hay muchas esperanzas?
Quiero creer que para mediados de año ese uniforme habrá quedado en el recuerdo o de lo contrario el nuevo himno de los rayados será la nueva versión de “la Camisa Negra” ahora titulada “La Camisa Lila”. Solo escúchenlo que tal vez será el gran éxito en el Estadio Tecnológico esta temporada:

http://www.radioalternativo.com/?ra=rolo_camisa_lila
Escrito por Patricia a las 9:33 a. m. 6 han enfocado su lupa

martes, enero 16, 2007

Y se vino el frio!

Posted by Picasa

Monterrey es un poco de clima extremista. Un poco?? Preguntarían muchos. Hace apenas un par de días llegamos a estar arriba de 25 grados y ayer en alrededor de una hora y media el termómetro cambio de 15 a 8 grados. Hoy a lo mucho, la temperatura habrá subido a 4 grados máximo, en estos casos hay gente que no asoma ni la nariz por la ventana, otros por necesidad tendrán que salir de casa y otros más desafortunados tendrán que recurrir a albergues debido a las condiciones comunes en las que viven.

En mi ciudad y durante el invierno son pocos los día como hoy, recuerdo de niña que el invierno era más fuerte, había más días fríos y hasta congelantes, lo más bajo que recuerdo haber vivido en Monterrey fueron -7º C, todo estaba congelado, recuerdo a mi mamá asomándose a la ventana tal vez preguntándose si sobrevivirían sus plantas en el patio y no estoy del todo segura pero creo que en esa helada perdimos un árbol de higo que teníamos, lo cual solo me mortificó porque tenía una rama horizontal en donde me podía subir a sentarme ya que los higos nunca han sido de mi total agrado.

Era común ir al colegio aun a pesar del frío, claro en días bajo cero nos quedábamos en casa pero si apenas bajaba a algo así como cuatro grados solo bastaba con dejarnos la pijama bajo el uniforme y cubrirnos hasta la cabeza, en ese entonces lo que más recuerdo era levantarme, sentarme en la mesa a desayunar y tomarme un chocolate caliente en unos vasos largos que mi mama tenía y que estaban decorados con carruajes antiguos y mientras llegaba la hora de salir yo alucinaba con los carruajes y pensaba en las personas que siglos antes habían utilizado coches así mientras el conductor del noticiero presumía también tener sus pijamas bajo el traje.

Otra de las cosas que me vienen a la mente es cuando nos sentábamos en el sillón a ver tele cada quien cubierto por un cobertor, mi mamá pasaba más tiempo en la cocina pues tal vez era su manera de seguir en calor y preparaba lo que conocemos como gorditas de harina las cuales merendábamos con mantequilla y mermelada de fresa untada en el centro, a veces las hace pero como en los últimos años suele hacer todo de trigo no me gustan.

Cuando estábamos en la calle me gustaba simular que fumaba un cigarro haciendo vaho con la boca, incluso creo que era lo primero que hacía al salir de la casa o de algún lugar cerrado pues era como una manera de darme cuenta que efectivamente hacía frío.

Posted by Picasa
Creo que con el paso de los años los fríos han dejado de ser tan intensos, al menos aquí, en días como estos las partes altas de la ciudad y las montañas que nos rodean suelen cubrirse de un ligero manto blanco y mucha gente sube a la meseta de Chipinque a hacer algunos pequeños monos de nieve en las bancas o cofres de sus carros para luego bajar a la ciudad y presumir que estuvieron en la nieve. Solo recuerdo dos días en los que ha caído nieve en Monterrey y esos no fueron muy lejanos a pesar de que como menciono ya los fríos no son tan fuertes. El primero fue el 12 de Diciembre del 97 y el siguiente fue el 24 de diciembre del 2004.

La verdad es que aunque tal vez para muchos el invierno es común que venga cargado de días como estos o peores, en nosotros es diferente, no importa que tanto frío haya hecho en años pasados creo que nunca estaremos lo suficientemente preparados para las ondas gélidas y por eso resultan todo un acontecimiento.
Escrito por Patricia a las 11:37 p. m. 4 han enfocado su lupa

sábado, enero 13, 2007

Querer demasiado?l


Ayer una amiga me dijo que no deberíamos querer tanto, no pregunte más pero me quedo una sensación de que ponerle un freno al amor es como construirse una coraza para no salir lastimados.
Y es que en buen aspecto es cierto y válido, porque a final de cuentas después es uno el que anda llorando por los rincones pero por otra parte no arriesgarse en el amor es como garantizar un fracaso seguro.
Hoy me quedó un ejemplo claro de eso, cuando fuimos a al cine a ver la cinta “El Descanso” (“The Holiday”), es de esas comedias románticas estilo británicas que tanto me gustan porque mas allá de la historia rosa de suspiros llevan a una reflexión de los que son las relaciones humanas sin tener que resolver al final la historia como un cuento de hadas.
Y ahí se reflejan las vidas paralelas de dos mujeres, la que ama tanto que por años vive herida y la que prefiere antes de iniciar una relación no comprometerse mucho, y si lo hace, será con la condición de que al final si no resulta no habrá resentimientos.
Creo que en el mundo habemos de todo, y en algún momento de nuestras vidas hemos sido de todo. A lo largo de mis años debo confesar que fui tanto la que se ha puesto el caparazón como la que ha amado demasiado, y aunque a veces puede doler más creo que prefiero la segunda opción porque me hace sentir más viva.
Es lo que me gusta del séptimo arte, que a veces me hace pensar en mi propia vida, en mis propios sueños, que a veces me lleva a imaginar, como Amanda, que mi vida se refleja como cortos de películas en donde una decisión cambia el guión y el giro de mi propia cinta personal y como con el paso de los años me puedo dar cuenta que ya no solo me conmueve la escena de un beso sino también la de aquel anciano que es reconocido o la de una mujer que es capaz de olvidar para levantarse de nuevo. Es más, y nunca creí que diría esto en mi vida y hasta mi esposo se rió cuando se lo comenté, salí de la cinta hasta conquistada por Jack Black (quien suele parecerme feo, grotesco y caerme mal) en su personaje de Miles.
Escrito por Patricia a las 10:03 p. m. 4 han enfocado su lupa

miércoles, enero 10, 2007

Libertad de expresion

Posted by Picasa

Alguna vez comente que me cuesta creer que en el mundo sigan existiendo sistemas de gobierno que ya parecía erradicados. Cuando leo las noticias y por una parte veo a un político lunático en mi país proclamándose presidente y faltando el respeto y burlándose de todo lo que signifique adverso a “su gobierno de fantasía” y mas tarde me doy cuenta que mas hacia el sur hay un lunático igual o peor acabando con la libertad de un pueblo de expresarse y defender su palabra me pongo a pensar que tanto estamos haciendo para permitir que personajes como estos se hayan metido en nuestras vidas y peor aun estén rigiendo hasta nuestros pensamientos.
Tal vez el mexicano no ha llegado a tanto pero hay infinidad de ciudadanos que creen ciegamente en él y lo ven como un líder a seguir y apoyar y seguramente así paso hace tiempo en Venezuela cuando vieron en Chávez a un gobernante capaz de sacar al pueblo adelante sin imaginar siguiera que también los llevaría a volverse sumisos ante su autoridad y no por gusto sino porque a estas alturas no les queda de otra.
Y no es que la política sea un tema que me interese tratar, pero si me interesan las cosas cotidianas que pasan a nuestro alrededor y esto se vuelve cotidiano en el momento en que se vuelve tema social.
En nuestro país nunca había habido tanta libertad de expresión hasta que Fox llegó a la presidencia, tal vez critiquemos su falta de capacidad, de tiempo y de apoyo de parte del senado para haber hecho mas cosas por el país pero la libertad de expresión fue parte fundamental de su gobierno, tanto que nunca faltaron parodias, sátiras y criticas fuertes del pueblo y de los medios cuando antes, si recuerdan, había tres cosas imposibles de tocar con palabras: La Virgen de Guadalupe, La Bandera y el Presidente.
Aprovechemos esa puerta que se abrió el sexenio pasado para seguir exigiendo, para ser críticos y para pensar más en las decisiones que tomamos al votar por un candidato, no se nos vaya a ir el tiro por la culata como sucedió en Venezuela y vayamos a darle poder y licencia a un político de regir hasta nuestros pensamientos.
René Franco dijo algo muy cierto hoy al terminar su programa de radio “En la taquilla”, no admiremos a nadie, ni pongamos a nadie en un pedestal, solo debemos admirar a Dios y si acaso a nosotros mismos lo suficiente como para no permitir que acaben con nuestra libertad.
Escrito por Patricia a las 10:53 a. m. 7 han enfocado su lupa

lunes, enero 08, 2007

A Empezar!!!


Se acabaron las fiestas, los días de asueto y la comedera. Es hora de empezar este año, si me dirán que ya llevamos 8 días pero para mi es como si apenas lo estuviera empezando, y es que el año en realidad debería dar inicio después del día de reyes, porque es imposible llevar a cabo algunos propósitos cuando aun hay celebraciones de por medio y rosca que partir y compartir.

Este post no es más que para dar el aviso de arranque para todo lo que está por escribirse, así que sin un tema específico en mano, me permito dar el banderazo al 2007 sin más ni más.

Esta claro que empezar un nuevo año no me hace una persona nueva, aunque de pronto muchos creemos que mágicamente así será y cuando da la ultima campanada no hay hechizo ni magia, seguimos siendo nosotros mismos, con un montón de nuevos propósitos que queremos cumplir y que a los pocos meses la mitad de ellos igual y se van por la borda, pero las ganas de hacer cosas nuevas nadie nos la quita.

Apenas intento dar rienda suelta a mis ideas y a retomar mi blog como es debido, después de dos meses de tenerlo medio olvidado por causas de trabajo cuando ya de nuevo me están ofreciendo volver en febrero, es muy rápido para mi, estas dos semanas que llevo sin trabajar no cuentan mucho cuando esta en medio de tantas fiestas y viajes, así que como apenas hoy retome mi rutina con mis actividades y con mi hijo pues sería muy precipitado tomar una decisión, por lo que mi propósito inicial es concentrarme en mi familia, en mi y en mi blog que ya mucha falta me hace poner en palabras mis ideas locas que de pronto se me ocurren.

Pues bienvenido sea este año entonces y a blogear se ha dicho!!!
Escrito por Patricia a las 4:08 p. m. 4 han enfocado su lupa