fb Bajo la Lupa: julio 2008

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





martes, julio 29, 2008

Estas son mis mañanitas...

Cielos….otro año más? Que rápido se pasa el tiempo. Si apenas recuerdo las fiestas con payasos que organizaban mis padres en la cochera de mi casa, el pastel en forma de globo aerostático que preparaba mi mamá, sacado de ese librito de repostería que tanto me gustaba ojear solo para ver la forma que tendría mi pastel del siguiente cumpleaños, apenas recuerdo la tradición de estrenar un vestido nuevo para ese día y el disco de mariachi entonando las mañanitas que ponían en mi casa cuando aún estaba dormida y que se convertía en algo así como mi serenata matutina que indicaba que era mi gran día, mi día especial, el día en que todo lo podía.
Es increíble que tenga esos recuerdos tan bien grabados como si los años no hubieran pasado, pero como olvidar el pastel sobre la mesa cada año, las fiestas organizadas con tiempo o mis amigas llamando y planeando algo en el momento…definitivamente me gustaba cumplir años y aunque este llegaba a punto de terminar el mes de julio, bastaba con escuchar un mes antes los promocionales de la Comercial Mexicana y su “julio regalado” para empezar a planear la manera en que mi gran día sería.
De repente esos recuerdos me han llegado sin imaginarme como si en lugar de 36 apenas fuera a cumplir 20 o menos y a la vez siento como si hubiera dejado muy lejos esa manera de celebrar mi día, por un tiempo la cambie por salir de la ciudad pero al final es algo que no puedo evitar, me gusta celebrar y deseaba hacerlo este año, invitar a mis amigos, poner música que nos parara de nuestras sillas a bailar, pero mi lista de poco más de 70 invitados tuvo que ser borrada por motivos ajenos a mis ganas, así que si alguien me invita de manera virtual una rebanada de pastel de chocolate le ponemos música al ambiente y aunque sea a lo lejos me organizo mi propia fiesta sorpresa en mi blog, nos bebemos una copa y hasta mi propia lista de regalos me atrevo a poner: mi rebanada de pastel, una canción que me haga bailar, otra que me enchine la piel, un poster de Christan Bale en su papel de Bruce Wayne (es lo in) y otro de Paolo Maldini (que es lo clásico), una serenata con el “Cumpleaños Feliz” de Parchis para recordar mi infancia y otra con Mariachi que como eso no hay comparación. Vamos a darnos el lujo de pedir frivolidades ya que el regalo más importante lo tengo a mi lado en casa.
Y sin importar que hoy cumpla 36, después 40 y así llegue hasta más de 80 hay que celebrar que como dice la canción “Si ya no quedan más colores habrá que inventarlos… porque parar, eso no está en mis planes”

Etiquetas: ,

Escrito por Patricia a las 12:00 a. m. 10 han enfocado su lupa

jueves, julio 24, 2008

Un Gran Batman, Un Excelente Guasón



De Batman conocemos mucho, ya de por sí nos han presentado varias secuelas de este héroe nocturno pero fue hasta que Christopher Nolan llegó que este héroe se convirtió en un verdadero ser humano, dejó de ser una caricatura para demostrar que detrás del personaje de Bruce Wayne había algo más que un simple millonario con problemas psicológicos que le daban vida al murciélago. Fue algo así como el salto de un comic a una historia con sentido.
Tal vez por eso pienso que las últimas dos cintas de Batman son mis favoritas, dejaron de ser espectaculares en colorido para convertirse en espectaculares en diálogos, acción y actuación con la capacidad suficiente para mantenernos pegados a la butaca dure lo que dure la película.
Existen muy buenas actuaciones en esta cinta, con actores de renombre como Gary Oldman, Morgan Freeman, Michael Caine y Maggie Gyllenhaal, pero no puedo dejar de enfocarme en tres personajes.
Christian Bale es para mi gusto el mejor Batman, no tiene el carisma que Michael Keaton se ha ganado en el cine, ni la galanura arrolladora de Clooney o Kilmer pero es muy buen actor y además de guapo le da a Batman una personalidad que me dejó con la boca abierta, de hecho cada vez que aparecía en la pantalla sin su máscara no podía dejar de inclinarme hacia atrás para verlo o mejor dicho, contemplarlo mejor.
Aaron Eckhart, interpreta a Harvey Dent y debo admitir que la evolución de su personaje hacia “Harvey Two Faces” la lleva tan bien que de inicio nunca pasó por mi mente que se trataba de uno de los futuros villanos de Batman.
Finalmente he dejado a quien ara mi es el personaje y actor más importante de la cinta. Más alla de sentimentalismos por su reciente fallecimiento, sentimentalismos que creí imperaban en quienes alababan su actuación en Batman, debo decir que Heath Ledger se lleva una ovación de pie por haber hecho no solo el mejor papel de su vida sino también haber hecho que este fuera el mejor guasón. Como dije antes, las cintas de Nolan me parecen reales, sus personajes han recobrado vida traspasando el comic y el Guason es un claro ejemplo de ello. Ledger los hace excelentemente bien va de la risa, al miedo, a lo cruel y a esperar lo inesperado. En el fondo el hecho de que esta haya sido su última actuación me hace pensar en algo que alguien dijo, cuando alguien muere en a cima de su carrera pasa a la inmortalidad y creo que Heath Ledger y su Guasón lo cumplen.


En El Baul: Ellos Tambien Fueron Niños: Christian Bale

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 4:20 p. m. 8 han enfocado su lupa

martes, julio 22, 2008

Avalancha de Abrazos


El fin de semana y aprovechando la visita de unos compadres, nos aventuramos al recorrido que ya se ha vuelto tradicional en nuestra ciudad, El Paseo Santa Lucía. La verdad y es que para ser domingo no estuvo tan mal, tomamos la lancha que nos lleva hasta el centro de la ciudad, nos bajamos y recorrimos caminando la zona de museos y después regresamos al parque Fundidora. En el camino de regreso cuando aun veníamos en la lancha vimos en uno de los restaurantes que están junto al río a una chica que es actriz de telenovelas y al bajarnos de la lancha, ya caminando en el parque Fundidora mi comadre se asombraba de cómo andaba en un lugar público como si nada y que la gente no se le abalanzaba, le respondí que es natural, habría que ser realmente un cantante o actor de mucho éxito para que la gente te persiga de lo contrario pasan como cualquiera de el resto de nosotros.
Justo veníamos comentando eso cuando a lo lejos vimos a un grupo de alrededor de 50 personas muy vigorosas que aplaudían, gritaban y derrochaban tanta energía que aun a lo lejos llamaban la atención, nosotros íbamos caminando hacia el estacionamiento del parque, y lo primero que se me ocurrió era que posiblemente fueran un grupo de turistas con las pilas bien puestas, en ese momento el grupo muy sonriente empezó a avanzar hacia nosotros , y cual no fue mi sorpresa que al juntarnos en el camino empezaron a armar tremendo alboroto y uno de ellos me preguntó si podía abrazarme, le respondí que sí y de ahí en adelante no dejamos de recibir una cantidad innumerable de abrazos, felicitaciones por vivir, invitaciones a abrazar a la gente que queríamos a diario, algunos se agachaban y empezaban a hacer cariños a Avril que iba sentada en su carreola, a lo cual ella encantada pues es la niña más sonriente que conozco en el mundo, mi esposo con Diego en brazos seguía avanzando pero aun así cuando alguien me daba un respiro para voltear veía que también él y mis compadres estaban recibiendo abrazos.
Era extraño pero a la vez reconfortante, no puedo decir que me sentí querida pues no conocía a una sola persona de las que me estaban abrazando pero sí debo admitir que me inyectaron una gran cantidad de energía positiva, me transmitieron su entusiasmo y me hicieron sentir maravillosamente bien, los abrazos eran honestos sin importar si fueran de hombre a mujer los sentí con mucho respeto.
Muchas veces había escuchado del poder de un abrazo y lo fácil que es darlo, y efectivamente hay mucha razón en ello, no nos cuesta nada abrazar a quienes tenemos cerca y hacerlos sentir especiales y valiosos no solo para nosotros sino también para ellos mismos.
De regreso a casa y ya en tono de burla le decía a mi comadre, ya ves, con tanto abrazo parecíamos hasta más famosas que la actriz que habíamos visto antes.

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 12:10 p. m. 9 han enfocado su lupa

martes, julio 15, 2008

¿Señora?


“Señora, están disponibles esos asientos?” Yo miré alrededor como pensando que le hablaban a alguien más, mire al chico que me preguntó y francamente no lo veía tan diferente a mí en edad, me limite a contestar que no, pero una vez que se acomodaron junto a mí, de vez en cuando les lanzaba una mirada solo para comprobar que no eran unos niños y que fácilmente podrían tener mi misma edad.
Señora?..por un momento creí que estaría a punto de pronunciar el discurso del comercial de Coca Cola que publiqué en mi otro blog, pero estaba más asombrada porque por primera vez, fuera de dependientes de una tienda o proveedores de un servicio que suelen hacerlo por respeto, alguien me llamaba así en una ambiente tan informal como es en el cine.
Está bien, ya no soy una jovencita, estoy a punto de cumplir 36 años pero francamente se siente como una sacudida darte cuenta que los otros ya no te ven más como una “chava” sino como una señora y no es que me ofenda o me haga sentir mal pero de que me sacudió…me sacudió.
Y si me pongo a pensar bien me doy cuenta que si ahora veo alguna que otra serie de adolescentes es porque me ligan más las historias paralelas de sus padres. Ya no pienso “wow este chico está guapetón” sino más bien en “wow, el que sale de su papá esta guapetón”…ups...me estaré haciendo vieja?
Pero como justo le dije a una ex compañera de la universidad hace unos días, yo me siento mejor ahora que en aquel entonces, tal vez no tengo la vitalidad y el aguante pero creo que antes era muy boba….ella lo tomó de inmediato por el sentido de las boberías que hacía pero no, esas son cosas propias de la edad y no me arrepiento de haberlas hecho, me refería más bien a que antes me impresionaba fácilmente con las cosas que no valían ni la pena, era más fácil de engañar, no tenía idea ni de lo que quería, no sabía sacarle partido a mi físico, me aterraba hacer el ridículo, me sentía insegura y ahora no es que derroche seguridad por todos lados pero tengo más firme quién soy y disfruto sin pena de las cosas, me siento más fuerte no solo física sino emocionalmente.
Tal vez la palabra “Señora” me asusta un poco pero debo decir que muchas mujeres de mi edad lucen mucho más joviales de lo que lucían las “señoras” de cuando nosotras éramos unas adolescentes. O no?

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 6:52 p. m. 7 han enfocado su lupa