fb Bajo la Lupa: marzo 2008

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





domingo, marzo 30, 2008

Inevitable



Le tengo miedo a la muerte, y no es que piense en eso a menudo porque aunque sé que está ahí y que es un paso inevitable a veces uno olvida que algún día partiremos y es cuando llega alguna noticia, un suceso que te puede dejar pensado por días en que a veces la vida es injusta cuando corta el camino de alguien que apenas empieza a vivir o a dar vida, de aquellos que anhelan ver a sus hijos crecer y ser personas de bien o los que parten antes que sus propios padres.
No sé porque este tema lo he tenido en el tintero por mucho tiempo y me negaba a hablar de esto, tal vez evadiendo lo que no deja de ser una realidad al final de tu vida. ¿Qué es lo que me da más temor? ¿Extrañar? ¿Ser olvidado? ¿Qué el mundo siga su rutina como si no hubiéramos sido prescindibles? Sé que cada quien tiene su misión en la vida, que algunos la cumplen antes que otros, pero ¿qué viene después? ¿El Olvido? ¿O pasar a ser solo un recuerdo en fotografías viejas que van perdiendo su color?
En los últimos días y después de ciertas noticias esto es algo que me ha dado la vuelta en la mente aun cuando se trataba de personas que no son cercanas a mí, pero me removió muchas cosas, incluso el temor y la idea de que cuando pasen los años y mi generación haya quedado lo suficientemente atrás como para ser parte de un pasado que nadie está seguro si existió, alguien lea algo de lo que he escrito, vea una fotografía mía o se pregunte quien vivió en este suelo antes y entonces hagan como yo hago cuando me encuentro con algo que alguien dejo mucho tiempo atrás, imaginar cómo fue mi vida, qué pasaba a mi alrededor y que cosas buenas pude haber dejado.





Foto: Cruisin - Todd Laffler
Música: The Long and Winding Road - The Beatles

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 6:52 p. m. 7 han enfocado su lupa

lunes, marzo 24, 2008

De Series

He vuelto, después de una Semana Santa entre ventarrones que casi dejan mi ciudad como campo de guerra (y que me hicieron pensar en las famosas calimas de las que tanto me hablaba mi amiga Ana desde las Canarias) y un corto viaje del que quería regresar la misma noche en que me fui ya estoy de nuevo tratando de ponerme al tanto de mis blogs favoritos y sobre todo de actualizar este que dejé un poco en suspenso.

Y para mi regreso lo más personal que les voy a compartir son dos series de televisión que me han cautivado en las últimas semanas.
Empecemos con Brothers & Sisters que ya van por su segunda temporada en Estados Unidos, y que centra su trama en los conflictos de una familia típica norteamericana pero que en el fondo puede ser como la familia de cualquiera de nosotros, una familia donde hay de todo y pasa de todo, creo que el motivo de que esta serie me guste tanto es que no dejan de ser imperfectos, personas con problemas hasta entre ellos mismos que se dicen las cosas de frente y que al final siguen unidos y se apoyan. Me gusta la parte de las discusiones, porque fuera de ser reales son también cómicas y aunque mi familia podría ser diferente a esta de alguna manera la identifico a ella. A todo esto le agrego que, gracias a esta serie, he recordado porque Rob Lowe era mi amor platónico de la primaria/secundaria y que aunque después perdió mucho encanto ante mis ojos ahora me parece un cuarentón muy atractivo.



Entre los estrenos tenemos una propuesta hecha en México y basada en lo que sucede dentro de un reclusorio femenil, Capadocia. De inicio me pareció lo mismo de siempre de las historias mexicanas. Exponer la parte más baja y sucia de nuestra sociedad, que es parte de una realidad es cierto pero a veces siento que en nuestro país faltan tramas igual de reales pero más sencillas sin necesidad de retratar tanta crudeza. El caso es que aun así Capadocia me engancho y debo admitir que está muy bien trabajada y más si cuenta con el apoyo de HBO. Es de esas series que te hacen ver que por muy bueno que seas con la sociedad nunca sabes en qué momento alguien o algo te hará una mala jugada para caer en un sitio en donde tendrás que sacar todas las garras pues ser débil o agradable no te ayudará a sobrevivir.



Y para terminar con una serie ya exitosa pero que ahora es llevada al cine, les dejo el tráiler de Sex and the City, la cual cuento los días para ver….eso me recuerda muchas noches sentada en el sillón de la sala junto a mi marido raspando con nuestras cucharas el litro de helado estilo italiano que comprábamos para ver las aventuras de Carrie Bradshow y compañía.

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 10:12 p. m. 12 han enfocado su lupa

miércoles, marzo 12, 2008

Viejas Cartas


Tenía una vieja caja llena de cartas, boletos de conciertos, tarjetas y algunas cosas más aguardando a ser revisada para ver de qué cosas me desharía, la había traído de casa de mis padres como uno de los últimos objetos que aún quedan en mi antigua habitación.
Ayer me propuse revisar su contenido y fui abriendo cada una de esas cartas recordando tiempos pasados y gente que se fue quedando en el camino, personas que apreciaba mucho y que en algún momento la distancia y la falta de contacto las fue dejando atrás. Me duele haber perdido esas amistades, la mayoría de ellas las hice mientras estudiaba en Canadá y a mi regreso recuerdo que el cartero estaba casi de diario en mi casa entregando correspondencia después eso fue disminuyendo al grado de que actualmente se lo que es de un par de esas personas, del resto no tengo la más remota idea. Otras cartas me las enviaban un par de amigas desde Monterrey cuando estaba allá y lo extraño es que también ellas se han alejado aun estando cerca.
Es extraño verdad? Creo que la gente no se olvida solo se va quedando atrás y dejan de formar parte de tu vida pero siempre llevas un recuerdo de ellos que permanece en tu memoria.
Al final no tiré ninguno de esos objetos, las cartas de mis viejos amigos, los boletos de Hombres G y Eros, las calcas de de las olimpiadas de Calgary del 88, todo lo guardé de nuevo porque aunque no los entierre y los ponga de nuevo en una caja, son como esas cápsulas de tiempo que al abrirse con los años traen gratas memorias y reviven sentimientos.
Foto: La fin d'une histoire d'amour - Luben Karavelov
Música: Como hemos cambiado - Presuntos Implicados

Etiquetas: ,

Escrito por Patricia a las 10:27 p. m. 12 han enfocado su lupa

viernes, marzo 07, 2008

Estos días




A veces cuesta mucho trabajo entender como en medio del bullicio de la casa, del ir y venir cotidiano, de sentir que al día le faltan horas para completar todo lo que hay que hacer, uno se puede sentir tan solo.
Es irónico que haya días en que las horas son tan lentas pero al finalizar se han ido tan rápido que no puedes terminar alguna tarea o sentarte diez minutos en el sillón a descansar y simplemente no pensar, dejar la mente en blanco. A veces soy tantas cosas que me olvido de ser yo misma y cuando esa situación llega a su punto de climax siento que no puedo más…en estas situaciones el conducir no me viene ben, si no me duermo en la luz roja voy todo el camino pensando en las mil cosas que andan en mi cabeza al grado del agobiarme y sentir un nudo en la garganta que se me queda clavado el resto del día porque ni en teoría ni en práctica tengo motivo alguno para llorar.
Será tal vez que llevo noches sin dormir bien y días con tantas cosas por hacer sin posibilidad alguna de terminar una sola de ellas, el cuerpo me reclama, mi cintura me duele al grado de sentir a veces que no podré ponerme de pie, mis ojos se cierran del cansancio, mi rodilla me impide dar un paso firme y seguro, y en la espalda siento una cadena de bolas punzando mis nervios. Necesito volver a lo de antes, al tiempo en el que sabía que hiciera lo que hiciera podía tener un momento conmigo misma mientras caminaba en el parque, a escuchar la música que me movía, a leer un libro sin pensar que la casa estaba de cabeza o que tenía que depender del botón de pausa para poder terminar de ver una serie en la televisión. Soy estresada por naturaleza, me gustan las cosas en su sitio y en algún momento mi vida se desorganizó al grado que me está tomando tiempo poner todo en su lugar, ser mujer además de madre y esposa y darme el valor que merezco para mí misma y no tanto para lo que los otros esperan de mi. Aunque ha sido mi costumbre por años, ya no quiero correr el día entero, las noches incluso, solía ser organizada y ahora pienso en mi como un desastre que se vuelve loca con la rutina, el desorden de la casa y la falta de tiempo. Siempre fue mi fuerte trabajar bajo presión pero eso no lo quiero para mi vida personal.



Foto: The Thrill of the Game - Kyrre Lien

Música : Throw me a Rope - KT Tunstall

Etiquetas:

Escrito por Patricia a las 11:46 p. m. 10 han enfocado su lupa