fb Bajo la Lupa: En los Jardines Donde Nadie Va

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





martes, enero 30, 2007

En los Jardines Donde Nadie Va



He cambiado de fachada, necesitaba algo que me definiera, que me remontara a aquellos viejos tiempos en los que pasaba noches largas mirando por la ventana, escribiendo frases, pensamientos y describiendo las imágenes que pasaban por mi mente, por mi corazón, todo aquello que se habrá quedado olvidado y perdido en alguna caja cuando creí que de nada me servía plasmar en una hoja lo que mi alma sentía, cuando me volví práctica y preferí ser directa y decir las cosas aquí y ahora sin necesidad de que quedaran restos que luego me delataran.

Es extraño, en ese entonces bailaba el día entero frente al espejo, reía sin parar con mis amigas, bromeaba por todo y me gustaba que me llamaran loca en el buen sentido de la palabra, pero al llegar a casa, al terminar la jornada, cuando cerraba esa puerta de mi habitación que me aislaba de todos en casa, ponía un poco de música y me volvía melancólica, entonces me sentaba junto a la ventana y miraba el cielo, con hoja y pluma en mano exploraba en los mas profundos sentimientos de la gente, imaginaba historias, soñaba despierta con situaciones irreales y muchas otras veces con aquellas que deseaba sucedieran.

No había mucho paisaje ante mi, solo una calle diagonal de una sola cuadra en donde el común de los carros que venían pasarían por mi casa o viceversa, pero si me mantenía atenta, escuchaba a la gente vecina, a la que a unos metros transitaban por una de las avenidas principales, escuchaba el ir y venir de los carros, las ambulancias, los camiones accionando su claxon como desesperados, algunas veces escuchaba el tren y años mas tarde cuando construyeron la primera línea del metro, no solo lo veía pasar sino que los primeros días escuchaba incluso los gritos de la gente emocionada cuando se encontraba con los vagones que venían del sentido contrario.

Cuando ese lado de la calle me fastidiaba, cambiaba el acomodo de mi cama y usaba la otra ventana como escape, el paisaje era menos favorecedor, una avenida grande, algún taller de reparaciones y el jardín de nuestra casa, ese jardín que nos sirvió de juegos a nosotros, de hogar a algún perro y alguna vez que mi espíritu de escritora necesitaba de inspiración y no me bastaba asomarme por la ventana, bajaba y me sentaba en algún escalón del patio para divagar. Había una higuera, la cual tenía una rama que me servía de columpio o aquel viejo árbol de limón en el que uno de mis hermanos colgaba algún disco LP para usarlo como blanco con su rifle de postas. Después fue insuficiente el tiempo o el dinero para mantener el césped y mis padres lo cubrieron con adoquín, si me preguntaran cuantas veces usamos ese patio de nuevo, las podría contar con los dedos de una sola mano.

Junto a esas ventanas se tejieron muchos sueños, algunos se cumplieron, otros se quedaron en algún rincón de mi habitación esperando ser invocados de nuevo. Si al menos supiera donde quedaron esas hojas escritas, las recuperaría de nuevo sin importar que delataran un amor no correspondido, una desilusión o la esperanza de que mis palabras, en ese entonces escondidas bajo llave, llegaran más lejos.

Sí, mi nueva fachada muestra un poco a esa niña-adolescente creciendo, observando al mundo bajo una lupa pero dándole tintes propios y hoy necesito recuperarla, tal vez un día de estos me anime a mirar por esas dos ventanas y sentarme sobre el adoquín de la casa de mis padres de nuevo.






En el jardin donde nadie va.- Laura Pausini
Escrito por Patricia a las 7:23 a. m.

6 Comments:

vaya!!!
Me gusta, se ve muy bien la nueva fachada de tu ciber casa, felicidades!!

8:49 a. m.  

Paty... :D

Me ha gustado mucho...

El tener un momento donde se pueda estar con uno misma, es una bendición, un momento de verdad y reflexión. Yo creo que el formato te define bien, la forma en que miras la vida, sus matices y su entorno se respira claramente.

Un abrazo y felicidades por la nueva fachada de tu hogar :D

10:30 a. m.  

Tambien me gusto mucho esta nueva fachada, aunque la foto que tenias antes me gustaba mucho, esta tambien me gusta.
saludos

5:27 p. m.  

Gracias!!

la verdad es que pretendo esmerarme en hacer de este blog algo muy mi estilo y no solo hablar por hablar jajaja

Luis la foto la cambie porque por los tonos creo que esta resaltaba mas, pero en realidad es muy viejita, como del 2003 jaja asi que le dire a mi marido me haga una sesion mas actual y le de este estilo para que combine jaja (es que ya ni me toma fotos solo al niño jaja)

7:16 p. m.  

Ya te he dicho que me encanta verdad?
Un besito!

10:35 a. m.  

La verdad esa cancion es una de las pocas que me ha impactado en mi vida

9:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home