fb Bajo la Lupa: En el Parque

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





jueves, agosto 10, 2006

En el Parque

Posted by Picasa Muchas veces resulta interesante detenerse un momento y observar las pequeñas cosas que te rodean. Por las mañanas acostumbro a ir a caminar 5 kilómetros a un parque cercano a casa llevando a Diego en su carriola, a esa hora impera la seriedad, gente adulta haciendo ejercicio, algunos van en grupos, entonces se escucha alguna que otra conversación al pasar cerca de ellos, otros llevan sus audífonos para escuchar música y nunca falta quien al verte a menudo por ahí esboce alguna sonrisa como saludo.
Hay una mujer arriba de 50 años que fácilmente podría decir pasa alrededor de tres horas ahí, camina en dirección contraria a todos, saluda a algunas otras señoras, le hace mimos de lejos a Diego y al pasar a su lado se puede olfatear un leve olor a perfume muy agradable, después de caminar se sienta en el césped bajo un árbol a hacer yoga y algunas abdominales, admiro la elasticidad y condición que tiene.
Por otro lado nunca falta quienes van transitando sobre la avenida y que no respetan ni el hecho de que una mujer lleve una carriola, lanzan piropos, chiflidos y miradas intimidantes, tal vez porque es gente acostumbrada a lanzarse sobre todo lo que se mueva que tenga cuerpo de mujer. Mientras tanto un chico hace el mismo recorrido en patines y al detenerse junto a su carro para hacer alguna lagartijas y abdominales, abre las puertas y enciende la música a fuerte volumen para tenerlo de fondo mientras se ejercita.
Y así es un poco la misma rutina diaria de los que cada mañana nos encontramos ahí. Alguien diría de mi que llevo a un bebe en carriola, mis pasos son rápidos y muchas veces muevo los labios siguiendo la canción que llevo en mi ipod, que doy un par de vueltas con el mismo rumbo que la mayoría y en las siguientes cambio la dirección de las mismas y zigzageo para ver otras persepctivas del paisaje y ver rostros, que en cada vuelta me detengo bajo un arbol para acomodar la cobija con la que trato de proteger a Diego del sol aunque el siempre la haga a un lado para asomarse y no sirva de mucho, y una vez que acomodo la cobija tomo unos tragos de agua y sigo mi camino.
Poco a poco el parque comienza a quedarse solo, el sol arrecia y las labores cotidianas de cada uno de los que estamos ahí nos llaman. Algunas veces cuando voy por la tarde a pasear con Xavier y Diego, el panorama cambia, el parque toma vida de nuevo pero de una manera diferente, parece como una feria de pueblo o una fiesta callejera. Se escuchan constantemente los gritos y sonrisas de los niños, algunos en bicicletas, otros corriendo y algunos más jugando en el césped con alguna mascota, principalmente perros, también hay adultos haciendo ejercicio, pero la situación parece más amable o será tal vez que el adorno de tantos niños hacen que uno vea con una mirada diferente el escenario. Nunca falta el perro corriendo tras una pelota, el adolescente que juega con su padre alguna cascarita de fútbol, las jovencitas que se sientan en el piso esperando a que sus amigos decidan dejar el partido y acercarse a ellas, los ancianos que caminan un poco y se sientan otro poco a descansar, de un lado la avenida transitada de gente estresada volviendo a casa tras su trabajo, al pie del cerro de la silla, tan cercano y a la vez tan lejos y alto que el sol alcanza a esconderse poco a poco tras de él, del otro lado las torres a distancia del parque fundidora o las gradas vacías de la zona de especial del estadio tecnológico y al final del parque un colegio en el que a esas horas impera la quietud vespertina. Y ahí esta de nuevo la misma mujer del yoga, más arreglada y maquillada, sus pasos son lentos pues como yo, a esa hora del día mas que la presión del ejercicio es el momento de disfrutar y tomar un poco de aire fresco tras el día caluroso.
Este es uno de tantos parques que hay y esta es su historia de cada día.
Escrito por Patricia a las 11:26 p. m.

8 Comments:

:)

11:30 p. m.  

Hola
si es lindo caminar y buscar esos espacios de reflexión y armonia.

saludos

un beso.

4:22 p. m.  

que bonito post Paty.. yo creo que hay muchos parques así por toda la ciudad.

Saludos.

5:41 p. m.  

Muy buen relato de las historias de los involucrados, no en todos lados hay parques donde la gente se pueda comportar así. Que bueno que tiene la oportunidad de ir al parque.

Saludos

TAren

9:51 p. m.  

es increible en que nos parecemos todos los paises de habla española. Lo que cuentas de alla es similar a lo que sucede aqui. Hasta los tipos tirando piropo. algunos subido de tono, el chamo con su musica a todo volumen. ¿sera que monterey es un barrio de caracas?

3:20 p. m.  

paty ojala que puedas ayudarme, estoy elaborando una pagina de internet para una organizacion no gubernamental sin fines de lucro, y me gustó el título "movil" de tu blog que hace que se mueva la frase "estas bajo la lupa de paty", ojala que puedas pasarme el tip para modificar mi pagina a este correo: historiademexico@hotmail.com
atte. henry

9:45 p. m.  

paty ojala que puedas ayudarme, estoy elaborando una pagina de internet para una organizacion no gubernamental sin fines de lucro, y me gustó el título "movil" de tu blog que hace que se mueva la frase "estas bajo la lupa de paty", ojala que puedas pasarme el tip para modificar mi pagina a este correo: historiademexico@hotmail.com
atte. henry

9:46 p. m.  

Jajajajaja. Yo ya estoy deseando poder hcer eso con Paula, cuando paseo (como dicen que ya oye mi voz), le canto, le hablo, la acaricio a traves de mi pancita...), tengo tantas ganas de pasear con ella, de contarle cosas, de explicarle lo que esta viendo...

Por lo de los piropos, ja!, pasa de ellos Paty, tomalos como vienen, de gente sin educacion ni respeto, que en todos lados hay... Te puedes creer que a mi CON MI PANZOTA DE 7 MESES!!!, me han guiñado el ojo, me han repasado con la mirada... me han... yo mejor directamente ni los miro, o les dedico una mirada de desprecio... no entiendo como es que no sienten verguenza... pero en fin, esa es la poca cabeza y la poca educacion de algunos individuos que piensan con la cabeza de abajo....

Un besito

4:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home