fb Bajo la Lupa: Día 3: Un día de Invierno en Verano

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





miércoles, julio 20, 2005

Día 3: Un día de Invierno en Verano








Lunes 11 de Julio.

Originalmente Columbia Icefield sería nuestro primer destino de nuestro viaje pero creyendo que esto sería más cansado que visitar Lake Louise, cambiamos de plan y hoy era el día para visitarlos. La elección resultó al revés, el viaje a los glaciares fue bastante tranquilo, mucho más que el día anterior escalando montañas.
En la mañana apenas podíamos levantarnos por el dolor de piernas, de nuevo fuimos a desayunar a Melissa´s con tal de no quebrarnos la cabeza pensando en comida, además los desayunos ahí son muy sabrosos.
Una vez con el estómago contento emprendimos nuestro viaje a Columbia Icefields que se encuentra a una hora y media de distancia desde Banff. El camino realmente lo hicimos más largo, ya que nos deteníamos en cuanto paisaje digno de admirarse viéramos.
Uno de ellos, fue Peyto Lake, un hermoso lago con vista desde lo alto de una loma, llegamos muy a tiempo ya que 5 minutos después llegó un autobús lleno de turistas japoneses que hubieran impedido apreciar el paisaje de la manera en como lo disfrutamos.
Al llegar a los Icefields, el cambio de clima fue notorio, fácilmente podría decir que estábamos a 7 grados centígrados aproximadamente. EN JULIO!!!, pero claro, siendo que este lugar esta rodeado de glaciares, creo que la temperatura era agradable comparada a como puede ser en invierno.
Columbia Icefields es el glaciar más grande de las Canadian Rockies, y fue contemplado por aborígenes muchísimo tiempos antes que los europeos llegaran a conquistar estas tierras.
Subimos al glaciar en un “snowcoach”, un camión lo suficientemente grande y resistente para transitar en pleno hielo en lo alto de la montaña. Es increíble, pero se estima que por los cambios climáticos que afectan en el mundo este glaciar ya no exista en 100 años. Es una experiencia fuera de lo común pisar sobre tanto hielo. En el primer viaje que hice a Canadá, hace 15 años, había tenido la oportunidad de estar ahí, pero la experiencia era diferente, ahora lo valoraba y apreciaba más. Entre el frío y un poco de lluvia era difícil imaginar que estábamos en pleno verano, de hecho debido a la lluvia era muy probable que en lo alto de la montaña estuviera nevando en esos momentos.
De regreso llegamos de nuevo a Lake Louise y Moraine Lake para hacer algunas tomas con la cámara de video, ya que un día antes nos habíamos olvidado de cargar la batería.
Estar de nuevo en Moraine Lake fue un momento para conservar en la memoria. Debido a la hora el lugar estaba por demás pacífico, prácticamente solo para nosotros dos. Había una combinación de nubes, lluvia, frío, calor y sol un poco extraña, pero eso mismo lo hacía especial, aun más motivante contemplarlo que retratarlo con la cámara. En el camino de regreso logramos ver algunos alces, realmente mi búsqueda iba mas orientada a encontrar algún grizzli ya que en esta zona como se respeta mucho la vida salvaje es muy posible para los turistas encontrarse con alguno en el camino, claro esta, con mucha precaución.
Para finalizar el día, nada como una buena cena, de nuevo en Melissa´s, Un delicioso sirloin acompañado de una ensalada y una buena cerveza canadiense, y después de esto una breve caminata por Banff Avenue aprovechando los últimos lapsos de luz solar a las 10:30 PM.
Escrito por Patricia a las 10:44 a. m.

4 Comments:

guuuaauu, cada foto muestras un paisaje precioso, pero lo mejor es que tal y como lo dices estas disfrutando y valorando mucho más este nuevo viaje, que bueno es ello, yo creo que si hay algo que en verdad te enriquece en esta vida es conocer lugares y personas.

Muchas gracias por compartir todo esto con nosotros tus visitantes.

3:00 p. m.  

orale!!! me imagino todo como lo describes, que ricooooooo, es ams hasta me imagino el sirloin y la cerveza jajaja. que padre!!!!sigue sigue

3:55 p. m.  

Los de los 7 grados en julio, yo los vivo todos los años, Ah! mientras mas cuentas y veo mas quiero ir...

12:12 a. m.  

Mmmmmmmmmmmm con lo que me encanta el frio, yo aqui asandome a casi 40 grados y tu a 7....
Ya me estoy copiando algunas de tus fotos, SON PRECIOSAS!.

5:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home