fb Bajo la Lupa: Esas Confiancitas

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





lunes, junio 13, 2005

Esas Confiancitas


Posted by Hello

Cuando se trata de trabajar en servicio al cliente, la amabilidad, disponibilidad, paciencia y actitud agradable son uno de los requisitos fundamentales, sin embargo todo esto puede resultar en un arma de dos filos. Tratar de estar al pendiente de los problemas del cliente, sus necesidades y atenderlos con cortesía los lleva muchas veces a tomarse ciertas confianzas en su manera de hablarte. Confianzas que al menos yo no estoy dispuesta a tolerar.
Tras varios años en esta área, me he dado cuenta que a veces perder cierta formalidad con los clientes, tuteándolos y siendo amigable resulta contraproducente, y es que no han faltado términos como “muñeca”, “corazón”, “preciosa”, incluso hasta “mi amor” para dirigirse a ti. En una época en la que la palabra “usted” prácticamente ha dejado de existir, a veces nos damos cuenta que no deja de ser una función de nuestro idioma para poner un límite entre las relaciones.
Soy una mujer que lucha día a día por ser productiva en su carrera, que cada mañana tiene que salir de su casa para realizar un trabajo digno y con los valores con los que fue educada y por lo tanto exijo respeto para mi trabajo y para mi persona sobre todo.
Seguiré siendo “La Toña Machetes” que por ahí podrán decir que soy mientras alguien trate de pasar la línea entre la confianza laboral y las confiancitas. Alguna vez tuve un jefe, en mi primer trabajo, que me dijo después de un altercado que tuve con un cliente: “no importa como te digan mientras el cliente este contento” definitivamente no fue una enseñanza que tomé y años después me di cuenta que esa persona tenía tan poca calidad moral que no era digno de respeto. Afortunadamente después tuve un jefe, en la empresa en la que actualmente me encuentro, que defendía a su gente por encima hasta de los clientes. Dos maneras diferentes de concebir la función de un ejecutivo de servicio al cliente.
Muchas veces me sigue sorprendiendo que haya personas que en su trabajo se tomen esas libertades de llamar cariñosamente a la gente con la que su relación no es más que laboral, pero cuando recuerdo la primera experiencia de mi primer jefe, me doy cuenta que es porque hay gente que confundida con la labor de nuestra área lo permite; y permitirlo no sólo esta en nuestros jefes sino en nosotros mismos.
Escrito por Patricia a las 8:05 p. m.

4 Comments:

La unica persona que piede poner un alto a este tipo de confiancitas es uno mismo. Desde la 1era vez que ocuerre dejar en claro al cliente de manera cordial (lo cortez no quita lo valiente) decirle que tu nombre es Pati Ochoa no muñeca. si no funciona pos hora si, dile que muñeca la mas "#$"##$ vieja de su casa...ja.

12:11 p. m.  

jajajajaja

tu sabes bien que eso hago!!! se topan siempre con paty machetes

12:23 p. m.  

Pues bien que haces por que ya sabes que luego piensan que por una cosa pueden hacer dos luego que por dos, ya son tres y .... mejor que una marque las distancias.
Oye, que se me cortó esto, y cuando volví no estabas :-( bueno, confirmado para el sabado, no?.

5:02 p. m.  

Si mira les contestas con un vezarron de aquellos, les dice, MANDE, que?, cuantos? ha no por favor metete a la pagina de internet a rastrear carros, yo tenog mchas llamadas.......muñeca? me llamos patricia. corazon ? no perdon corazon tu ma..cab...a poco nooooooooooo pochoitaaaaaaaaaa?

10:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home