fb Bajo la Lupa: Cazador de Cocodrilos

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





lunes, septiembre 04, 2006

Cazador de Cocodrilos


Hoy me impacté con la noticia de la muerte de Steve Irwin, el famoso Cazador de Cocodrilos que se hiciera famoso gracias a su osadía de convivir con toda clase de animales salvajes. Irwin fue atacado por una mantarralla mientras filmaba un documental, se dice que la picadura de este animal difícilmente es como para matar a una persona, pero en este caso la mantarralla dio justo en el pecho cerca del corazón del conductor.
A los pocos segundos de mi impacto, mi reacción fue diferente, porque analizando bien la situación, murió haciendo lo que mas amaba. Esto me recuerda aquella vieja cinta ochentera, Break Point, donde Patrick Swayze, cuya gran pasión es surfear, en uno de los diálogos menciona que desearía que el día de su muerte fuera en el mar con su tabla de surf. Son de esas frases que se te quedan grabadas en la mente porque a final de cuentas y cuando te lo piensas bien, para muchos, en especial los aventureros y temerarios no hay como vivir hasta el ultimo aliento haciendo lo que más te gusta, lo que comúnmente decimos, morir en la raya, viviendo al límite.
A mi el cazador de cocodrilos no me caía muy bien, algunas veces me causaba gracia, otras veces me parecía un loco, llegué a pensar que no tenía mucho respeto por su vida y peor aun cuando parecía que tampoco tenía respeto ni por la vida de su bebe exponiéndolo a un cocodrilo hambriento en busca del alimento en su mano derecha mientras que con su brazo izquierdo sostenía al pequeño. Sin embargo debo admitir que tenía muchos pantalones, hacía cosas que yo ni siquiera me atrevía a ver por televisión, y no era tanto por obligación o necesidad sino por amor a su profesión.
Y así murió, sumergido en lo profundo del mar conviviendo con la naturaleza, la misma que tanto le apasionó por años y que hoy le arrebató la vida. Apenas hoy supe su nombre porque para todos era el Cazador de Cocodrilos.
Escrito por Patricia a las 10:28 a. m.

11 Comments:

¿Que pasó con mi comentario?

No lo sabía!, yo era de las que veía sus hazañas... es difícil explicar algo que para algunos es loco y arriesgado...pero para el tan, tan necesario... lo traía en la sangre. Pienso que el siempre supo que vivía al límite... por un instante se le olvidó el instinto animal... lo había hecho muchas veces, era un maestro en lo que hacía... fue el EXCESO DE CONFIANZA acabó con su vida.
Lo siento por su familia.

3:40 p. m.  

En un noticiero salio que había muerto un "ecologista por la picadura de una mantarraya", ahora al leer tu post me doy cuenta que no lo honraron en la muerte, ya que muchos lo conocían y no escribir ni siquiera su nombre hace que pierda su inmortalidad.

Saludos

Taren

9:21 p. m.  

Paty,
Fiquei também muito chocado com que aconteceu com o caçador de crocodilos. Que descanse em paz.
Un abrazo y besos,
Pedro

10:50 p. m.  

Que lastima Pochois, no podemosnegar que nos entretenia, nos daba algo de adrenalina cuando lo veiamos, pero esta gente insiste en jugar al DIOS con la naturaleza, QDEP

9:03 a. m.  

Sabes?, que diferencia el tributo que le rindió Animal Planet y a como dió a conocer la noticia López Dóriga... solo dijo "ya está muerto", sin reconocer su labor, sin hablar mucho de él y la verdad si me dió tristeza porque ellos son los clásicos naturalistas cuyo valor de lo que hacen es minimizado, no se le dá la importancia debida y socialmente son tratados como locos.
Ayer vi cuantas vidas de animales y de personas salvó con su labor... "cazador" era un decir porque en verdad preservaba las especies, las protegía y arriesgaba con ello su vida consiguiendo que solo algunos se sensibilizaran con la naturaleza salvaje. Por lo que dijo antes de morir concuerdo en que se fué feliz haciendo lo que hacía...
Vi cuando consoló a las ballenas varadas en la playa, cuando capturaba animales en peligro de ser asesinados y los reubicaba en sitios seguros, salvaba a personas de ser picadas por serpientes, sus demostraciones sobre la naturaleza animal... no era un circo era una enseñanza... ¿A quien le ha importado la muerte de un pequeño elefante o la calidad de vida de un koala anciano?
A mi me llega mucho el rollo ecologista y la verdad es que desafortunadamente pocos nacen con ese interés y ese amor por los animales.
Esa era su naturaleza y su misión
Descanse en Paz

2:43 p. m.  

Estimada Paty: te invitamos a conocer y presentarle a tus congéneres el blog de nuestra Revista Descontexto (http://descontexto.blogspot.com), si es que llega a ser de tu agrado, claro está. Cariños y mucha suerte.

5:38 a. m.  

Para cualquiera que disfrute viendo a los animales en libertad, es una gran pena haber perdido a Steve. Se hacía querer a través de la pantalla.
Aquí hace mucho tiempo perdimos a Rodriguez de la Fuente. Recuerdo todos los homenajes en los colegios y los muchos programas de tv que se le dedicaron. También murió haciendo lo que le gustaba. Creo que es la muerte que ellos hubieran deseado, y que de todos modos, siempre tenían muy cerca.
Un gran beso, amiga

1:28 p. m.  

terrible lo encuentro.. pero murió en lo suyo..
Yo veía su programa eea entretenido pero te tenía siempre con los nervios de punta pensando que en cualquier momento le podía pasar algo..

Lástima que estuvo en el lugar equivocado..

Cariños Paty!

1:35 p. m.  

Creo que todos deseamos de alguna manera morir haciendo lo que nos gusta o teniendo cerca a quienes mas amamos, aunque discrepo de los que la ponen en peligro constantemente, como retando a la muerte, a su suerte, no se... no lo entiendo pero lo respeto.
Espero que esto sirva de ejemplo, no solo para saber que por muy preparado que estes, siempre hay cosas que nos superan, si no tambien para el amor que le tenia a la naturaleza, me quedo yo con esa moraleja de este hombre.

Un besito mami!

12:37 p. m.  

Confianza?

Demasiada confianza?

Mucha mala suerte... Cómo justo la Raya le debía apuntar al corazón?

No era el momento de jugar a la lotería.

SalU2
T.

1:58 p. m.  

supongo que la mejor forma de morir...
Inesperada, haciendo lo que te gusta!

3:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home