fb Bajo la Lupa: Inicia la Semana Retro

Bajo la Lupa


"Me describe la mirada, me describe el pensamiento, me describe la música en mis oídos, el palpitar de mi corazón y la fuerza de mi respiración, pero lo que mejor me describe es la forma en que contemplo mi mundo"





jueves, mayo 04, 2006

Inicia la Semana Retro


Me ha entrado la nostalgia, y aunque eso no es novedad, he pensado en dedicar una semana a los recuerdos de la infancia. Quien no recuerda las canciones, las caricaturas, comerciales, juegos y frases célebres de esa epoca? Así que me di a la tarea de buscar en la web y me he encontrado con gratos recuerdos que en ese entonces no imaginé me llegarían a conmover. Lo compartiré con ustedes estos siguientes días para que hechen su mente a volar hacia atrás.

Lo extraño es que ya forman parte del recuerdo, de generaciones atrás, sera esta una señal de que nos estamos volviendo viejos?

Durante esta búsqueda lo que mas me dio gracia es ver como cosas que viví durante la universidad ya se consideran retros...que miedo!! jajaja. En este caso debería decir que esta semana es retro retro retro, más lejano que hace 10 o 15 años. Miedo a que me llamen vieja?? NO, porque son recuerdos tan maravillosos que me alegra haberlos vivido!!

Para iniciar, los dejo con algo que no escribí sino me llegó hace tiempo por mail y no se pierdan de recordar en los siguientes días el ambiente que rodeo nuestra infancia.

**********************************************************

La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!! Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos:

Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de 10-12 horas con cinco personas en un vochito, en un Renault o un Caribe y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos.

Los columpios eran de metal y con esquinas en pico, y jugábamos a hacer tonterias a ver quien era el mas bestia. Pasábamos horas construyendo nuestros "vehículos" con trozos de madera, metales redondos para simular ruedas y todo tipo de fieros para bajar por las cuestas y sólo entonces descubríamos que nos habíamos olvidado de los frenos. Después de chocar con algún árbol, aprendimos a resolver el problema.
Jugábamos al "chinchilegua" y "al caballito" y nadie sufrió hernias ni dislocaciones vertebrales. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces de la calle. Nadie podía localizarnos. Eso si nos buscábamos maderas, carton y laminas en donde fuera y hacíamos una casita o escondite para pasar allí el rato.

No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerra de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y nos curaban con mertiolate o pomada de la campana y al día siguiente todos contentos. La mitad de los compañeros de clase tenía la barbilla partida, el ojo morado o algún diente quebrado, o algún golpe en la cabeza... Tuvimos peleas y nos partíamos la cara unos a otros y aprendimos a superarlo.

Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el kinder, la primaria o en la casa del vecino (en ocasiones también en la secundaria). Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con jabon zote, jabon en polvo o hasta DDT. No tuvimos Playstations, Nintendo 64, vídeo juegos, 99 canales de televisión, películas en vídeo, sonido surround, móviles, computadoras e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos llenos de agua y arrastrándonos por los suelos destrozando la ropa.

Nosotros si tuvimos amigos. Quedábamos con ellos y salíamos. O ni siquiera quedábamos, salíamos a la calle y allí nos encontrábamos y jugábamos a los trompos, a el balero, a las canicas, a el yo-yo, a la pegadilla, a las escondidas (escondidillas)...,en fin tecnología punta... Íbamos a todo lugar en bici o andando. ¡Imagínense!, sin pedir permiso a los padres, nosotros solos, allá fuera, en el mundo cruel! !Sin ningún responsable! ¿Cómo lo conseguimos? Hicimos juegos con palos, botellas y balones de fútbol improvisados, y cuando comimos naranjas nos tragábamos las semillas y aunque nos dijeron que pasaría, nunca nos crecieron en la panza ni tuvieron que operarnos para sacarlas.

Bebíamos agua directamente del grifo de las fuentes de los parques, agua sin embotellar, donde chupaban los perros!!! Íbamos a cazar lagartijas y pájaros con el rifle de copitas o con la resortera, antes de ser mayores de edad y sin adultos, DIOS MÍO!! En los juegos de la escuela, no todos participaban en los equipos. Los que no lo hacían, tuvieron que aprender a lidiar con la decepción. Algunos estudiantes no eran tan inteligentes como otros y repitieron curso. ¡Que horror, no inventaban exámenes extraordinarios! Y ligábamos con las chicas persiguiéndolas para tocarlas y en ocasiones darles un beso, no en un chat diciendo ":) :D :P, Me k@es super -*~ SUPER WOMAN ~* ^^V-" o "wow ke buen@ ond@ -L@ve Fø®ëvë®"

Éramos responsables de nuestras acciones y cargábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso, la idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaban un golpe o un zapatazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello. Tú eres uno de ellos?? ¡Enhorabuena!

Autor: Anonimo
Escrito por Patricia a las 7:44 a. m.

6 Comments:

Wow!!
Me he quedado sonriente con tu post!!
Te leo hoy, y sonrio...
No nos estamos haciendo viejas!!!
Solo hemos crecido jajajajajaja
Y no se si las cosas son mejores ahora que en nuestras infancias.
Por que, si!, ahora existe la bendita tecnologia que nos llena de entretenimiento.
Pero tambien existe mucho miedo y frialdad en relacionarse con otra gente.
Yo creci como dice tu lectura, aunque, tambien me toco la era de la modernidad.
Cada generacion tiene sus cosas buenas..
Si nosotros vemos como "retro" nuestros "viejos tiempos",
que diran nuestros padres???!!!

2:53 p. m.  

jajajaj que padreeeeeeeee, y teniamos cuartel o palomilla...ahora los niños tiene banda pero de a deveras van y pointan casas y carros en otras colonias, y no son niños plebe son chavos de colinas, cumbres, del valle, etc..

Haaa nos gustaba haxcer locuras como treparnos a arboles y tener la casa del arbol como en el programa, y no se diga a la azotea, o a la del vecino, ahora las locuras son dejar de ser virgen a los 15 jajaja

Yo se que cada generacon tiene lo suyo pero sinceramente los de los 70's o los que nacimos al menos del 69 al 73 es otro rollo, sobretodo por que nos toco la mera mera de los ochentas..sin embarg pues si a cada epoca hay que reconocerle lo suyo.

3:07 p. m.  

uyy y que decir de que las peores travesuras que hacíamos era tocar el timbre de alguna casa y echarnos a correr o hacer llamadas para bromear, la verdad es que por mas tremendos eramos unos santos jajaja

4:20 p. m.  

Buaaaaaaaaaaaaa que viejas somos!, pero y lo bailado ya no nos lo quita nadie!, la verdad es que tuvimos infancias bonitas en ese sentido, seguro que nuestros padres diran lo mismo, pero lo malo, es que quiza nuestros hijos no puedan decirlo igual...
Miles de besitos!

5:20 p. m.  

jijoles ahora si que ya me pesan los añitos y los kilitos, pero en verdad eramos y somos una generacion muy noble, sana y hasta chillabamos en la ingenuidad... ahora tanto niños como adolescentes están de cuidado, peor que Chuckys, y como bien dice Sidy son gente que se podria decir de buenas familias ya salen en noticias a nivel mundial.... eso si es por demas lamentable!

8:25 p. m.  

Pues me uno al clan de esa generacion... No puedo evitar sonreir al recordarme sobre los árboles (que eran mi especialidad) jajaja... Niñas!, con decirles que yo hasta jugué con mercurio!!!!... siiiii, lo aplastaba y me encantaba convertirlo en pequeñas bolitas y luego juntarlas nuevamente!!!! que horrorrr!!! Si, fui muy feliz en mi infancia... siempre hacia preguntas, preguntas que hoy en día serían merecedoras de la frase: "porqué no eres una niña normal?" jajaja.
Bonito post Paty.

8:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home